1534 veces visto

La Virginia, un Puerto Dulce que también sabe a café

En pleno valle de los ríos Cauca y Risaralda, la población de La Virginia aguanta los embates de la naturaleza. Hoy pese a las inclemencias del clima, no tenemos dudas que una vez más se levantará. El dulce de la caña y del café son un símbolo de esperanza de un pueblo que con la ayuda de todos saldrá adelante.
Hoy el Puerto Dulce es sinónimo de solidaridad y apoyo. Desde Magazín Cafetero y la institucionalidad cafetera nos unimos a ese clamor. Ese cariño que caracteriza a los risaraldenses hoy se denota más, al darle la mano a una población que clama por una ayuda pero que sin duda, una vez más saldrá adelante.
Muchos no lo saben pero La Virginia también huele a café en Risaralda. Cruzando el puente sobre el río Cauca, se toma un camino por carretera destapada a lo que se conoce como El Aguacate. Una vez se asciende, el cañón del Cauca adorna un espectacular paisaje en el que está presente la finca La Carmelita, del caficultor Luis Fernando Quintero.
Aunque el calor es fuerte, Luis Fernando es un caficultor que con sus prácticas en finca, ha sacado su cultivo adelante. Tiene tan arraigado el café en su vida que, en momentos que su finca no tiene granos, se va como recolector a otras zonas cafeteras y así ganar ingresos adicionales.

Descubre que más tiene para
ofrecer La Virginia

Para más información del Comité Departamental de Cafeteros de Risaralda, visite nuestras redes sociales